13/3/09

La función de una arma es disparar munición potencialmente mortal.


Se puede especular y los expertos lo están haciendo, respecto al trastorno psiquiátrico que pudiera haber sufrido el adolescente Tim Kretschmer .  En la prensa salen términos como tratamiento psiquiátrico, depresión, ... en los titulares. El efecto que tendrá esto en la sociedad alemana, país en el que las enfermedades mentales están altamente estigmatizadas es previsible. Y no solo en la sociedad alemana, claro .

Lo que no se lee en los titulares, es que esta masacre quizás nuca habría sucedido si Tim no hubiese vivido en una casa que contenía un arsenal de armas, además de ser un experto tirador, entrenado por su padre.

No se trata de simplificar nada. Pero si de recordar que las armas se fabrican para disparar proyectiles mortales. Es así de sencillo. Como más fácil sea el acceso a un arma, y pensemos en las masacres de EEUU, mayor peligro corre la sociedad.

La violencia está aumentando en nuestras sociedades "civilizadas", las causas son múltiples y diversas, las soluciones complejas.  Empecemos por lo que debería ser más fácil, ¡no pongamos armas al alcance de nuestros jóvenes!

¿ Y preguntémonos quién se opondría y porqué a una ley más restrictiva al respecto? ¿Cuanto dinero mueve el pequeño negocio de las pequeñas armas?

VIOLENCIA CERO


1 comentario:

Contraejemplo dijo...

Yo creo que habría que empezar desde la niñez. Escribí un artículo hace tiempo al respecto: armas de juguete.

Y, como siempre, educación, educación y educación.

Por otra parte, creo que también hay que moderar los mensajes respecto al aumento de la violencia en la sociedad. Yo no sé si hay estadísticas serias al respecto. Lo que sí sé es que los medios de comunicación venden más con noticias de violencia que con noticias de paz y felicidad. Ahí también hay un negocio. Del cual, todos participamos, me temo.

A veces, la única forma de pensar que un mundo mejor es posible, es dejar de hacer caso a los medios de comunicación.

Saludos,
Antonio